La muerte del dictador mas grande

Haga click en la figura para ir a elimpulso.com
Haga click en la figura para ir a elimpulso.com

Ventana abierta

La muerte del dictador mas grande

 

 

            Para recordar: “Y el diablo que los engañaba fue arrojado al lago de fuego y azufre, donde también están la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 20:10).

        Un dictador es una “persona que arroga el derecho de gobernar con poderes absolutos y sin someterse a ninguna ley” (google.com.ve).

            Nuestro mundo ha estado lleno de dictadores, desde que se conoce rey en la tierra; desde la época de Abraham, cuando le tocó rescatar a su sobrino Lot de Quedarlaomer (Génesis 14:11-17).

            Justo el 25 de noviembre, se difundió la noticia de la muerte de Fidel Castro Ruz. Allí murió un ser humano y lamentamos por los que celebraron; sin embargo muchos de ellos tienen dolor en su corazón por haber perdido algún familiar en manos del mismo Castro.

¿A caso Fidel Castro no lideró la insurrección militar en el asalto al cuartel de Moncada (1953)?; luego el ataque en la Bahía de Cochinos el 01 de Enero de 1959. Y sin olvidar que hubo miles de asesinatos, exiliados, presos, bajo su mandato (unos 52 años) y mucho más.

        Sobre Fidel Castro, existe un dual concepto: Bueno y malo. Así lo observamos y también lo señaló Xavier Serbia (30/11/16, CNN) cuando mencionó varios titulares de noticias por Internet, con la dual óptica sobre Castro.

La muerte del diablo, el dictador más grande del mundo, ya está fijada. En un futuro será lanzado, al lago de fuego y azufre, donde también están la bestia y el falso profeta; también estarán reyes, súbditos e inclusive todas las organizaciones que los apoyen. Se oponen a Dios y se reconocerán porque violarán cualquiera de los Diez Mandamientos.

 En la Biblia dice: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo… Él ha sido homicida desde el principio” (Juan 8:44); tiene poco más 6 mil años como dictador y siendo malo, hace que lo vean como bueno. Así son los dictadores y tristemente se comportan como “lindos ovejitos” pero por dentro tiene un león o un dragón.

           Al final, cuando Cristo venga por Segunda vez, juzgará a todos, a cada quien le dará su recompensa de acuerdo a lo que haya hecho, sea bueno o sea malo (Eclesiastés 11:14). El que hizo lo bueno irá al cielo. El que hizo lo malo se quedará y listo para recibir la misma muerte del dictador más grande del mundo. Para ver la versión completa pulse la frase resaltadas: Artículos de Opinión y/o artículo publicado en elimpulso.com

Escribir comentario

Comentarios: 0