En pañales

Ventana abierta

En pañales

 

            Para recordar: “Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre” (Lucas 2:12).

 

     Hay muchos ejemplos de oraciones que contienen nuestro título “en pañales” y en esta dirección copiamos de www.lingee.es,  “Las propuestas en materia de aprendizaje permanente son una respuesta novedosa a este déficit, pero está en pañales”.

            Expresiones similares las utilizamos en Venezuela y decimos: En nuestro país, estamos en pañales en democracia, votaciones, justicia, automotriz, aeronáutica, biotecnología, cibernética, agroindustria, solar, nanotecnología, y mucho más.

En estos últimos veinte años ha habido un retroceso en todo; tiene mucho que ver que los gobernantes se preocuparon en expropiar tierras, industrias y otros rubros que se pudieran haber expandido, y por ello, ahora, estamos en pañales.

            Según es.wikipedia.org, “un pañal es una prenda absorbente usada para higienizar y evitar la contaminación del entorno a causa de los desperdicios de un organismo. Lo usan personas que no tienen capacidad de controlar sus desechos (heces y orina)…”.

            En este contexto, nos da mucha tristeza observar a los niños, junto a sus padres o madres, madrugando para poder comprar pañales. Con más dolor decimos, que los llamados bachaqueros “le sacan los ojos” a sus congéneres que tienen necesidad de evitar problemas de salud a sus pequeños. Y, ¿cuánta enfermedad genera la ausencia de pañales en nuestro país, creando hasta un problema de salud pública?

              Dado el tema, en el único sitio de la Biblia donde encontramos la palabra pañales, es en el nacimiento de Jesús. Está escrito: Y (María) dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón (Lucas 2:7).

            Dicho acontecimiento fue muy importante, porque estaba naciendo el Hijo de Dios: El Salvador de la humanidad. Allí, los ángeles les informaron e iluminaron a los  pastores, para que fuesen a visitar al niño Jesús y les dijeron que lo iban a encontrar envuelto en pañales. Tal vez, no serían como los que concebimos hoy, pero es la palabra que se usa en la Santa Escritura.

           Todo revela que la profecía del nacimiento de Jesús se consumó. De la misma manera, se han venido cumpliendo todas las profecías que tienen que ver con el Segundo regreso de Jesús y al respecto, todavía hay personas que están en pañales.

       En el mundo, los gobiernos deben cambiarse  como se hace necesario cambiar los pañales; mientras tanto, tarde o temprano llegará Cristo, para terminar con tanta injusticia, muerte y dolor. Por ello, no debemos estar en pañales y estar listos o preparados. Ver el artículo en la sección de Artículos Opinión

Escribir comentario

Comentarios: 0