Murió de repente

Ventana abierta

Murió de repente

 

            Para recordar: “Tan pronto como entró por el umbral de la casa, el joven murió” (1er libro de los Reyes 14:17).

 

            Cuando la vida de alguien se extingue de pronto, sea joven o un poco más adulto, algunos dice: “Murió de repente” ¿Se sabe la causa de muerte de todas las personas que fallecen?

            Hace pocos años atrás, la gente moría y no se sabía de qué, o por qué había ocurrido el deceso y decían: “(él  o ella), murió por tomarse un vaso con agua”; “se murió de un brinco”… así sucesivamente...

Para este 2014, el 17 de Diciembre, se cumplen 184 años de la muerte de Simón Bolívar y, algunas personas incluyendo al fallecido presidente Chávez, no aceptó la muerte y otros no han aceptado la forma en que murió, y con ello se inició una especie de leyenda, aparentemente, por los fallecimientos ocurridos después de la exhumación de los restos del Libertador (ver, entre otros, los comentarios de Leonardo Caro, Noticias Yahoo, 13 de Marzo de 2.013).

            Sea como sea, según Reverend o no, el insigne Bolívar “exhaló su último suspiro”. Muy similares palabras, como muestra la Biblia sobre Jesús, cuando, muriendo en la cruz, “exclamó a gran voz: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.  Y habiendo dicho esto, expiró” (Lucas 23:46).

            Desde Adán hasta hoy, como dice el sabio Salomón, a todos nos ocurre el mismo suceso. Todos expiramos y sin importar la vida que hayamos tenido, nos unimos a los que mueren y nuestras obras quedan en las manos de Dios… (ver Eclesiastés 9:1-6; Apocalipsis 14:13).  Y para los que sostienen que hay vida después de la muerte, el sabio Salomón aclara… “pero los muertos nada saben”.

            Y si estamos vivos, o exhalamos el último suspiro, existe la esperanza de la resurrección, porque tan solo creyendo en Dios y/o Jesucristo, nos devolverán la vida, en caso de perderla ¡Amén!

Ver artículo completo en el Diario EL IMPULSO,  

Escribir comentario

Comentarios: 0